Nadie quiere unirse al club de los que tienen picazón en los ojos, irritación en la garganta y congestión. Pero si es una de las tantas personas que padece alergias en la adultez, no está solo.

Para empezar hay que tener en cuenta algunos datos. Aproximadamente 50 millones de estadounidenses (en inglés) padecen alguna forma de alergia, según la American Academy of Allergy, Asthma and Immunology.

En muchos casos, estas alergias siguen un patrón que comenzó hace años. Pero incluso las personas que nunca han tenido problemas pueden ser alérgicas en la adultez. 

¿Qué son las alergias?

¿Cómo se manifiestan las alergias? Tiene que ver con el sistema inmunológico y cómo se defiende de invasores como virus y bacterias.

Una alergia se manifiesta cuando el sistema inmunológico determina que un factor desencadenante, como el polen, es peligroso. El cuerpo envía sustancias químicas a las células para defenderlas contra el ataque. Aunque estos poderosos defensores pueden evitar una enfermedad grave, también pueden causar una reacción alérgica.

Los objetos con los que uno se topa todos los días pueden desencadenar una reacción alérgica:

  • Polen de malezas, césped, flores y árboles
  • Moho
  • Descamación de origen animal
  • Ácaros del polvo

Es fácil confundir los síntomas de la rinitis alérgica con un resfriado. La comezón es un indicio de que una alergia podría ser la causa real. Los síntomas que duran más de dos semanas también pueden ser una señal de que usted puede padecer una alergia.

Vea esta imagen

Haga clic para ver la imagen en tamaño más grande. Source: American Academy of Allergy, Asthma and Immunology

¿Por qué yo?

Los investigadores están estudiando por qué algunas personas contraen alergias y otras ni estornudan. A continuación, se mencionan algunos factores que pueden incrementar las probabilidades de contraer alergias.

Alergias: la secuela. Si bien los niños propensos a las alergias pueden llegar a ser adultos propensos a las alergias, esta situación problemática puede cambiar. Por ejemplo, un niño pequeño con alergias a los alimentos y eccema puede contraer rinitis alérgica en la juventud. Y las alergias en otro niño pueden provocarle síntomas de asma en el futuro.

Aquí, allá y en todas partes. Los posibles factores desencadenantes a su alrededor también influyen en su riesgo de padecer alergias. Tener un perro o un gato puede ser el factor desencadenante de una alergia a las mascotas. Mudarse a una casa nueva podría ponerlo en contacto con el moho que provoca alergias. Viajar o vivir en otra parte del país puede exponerlo a un nuevo grupo de pólenes que provocan estornudos.

¿Alérgico al lugar trabajo? También puede tener problemas en el trabajo. Algunos problemas frecuentes en el lugar de trabajo incluyen productos de limpieza, vapores químicos y algunos tipos de polvo. Si sus síntomas de alergia comienzan o empeoran en el trabajo, consulte a su médico para encontrar una solución.

¿Qué puedo hacer?

Por lo general, los síntomas más frecuentes de la alergia (congestión, estornudos y resfriados) se pueden tratar con antihistamínicos u otros medicamentos de venta libre (OTC, en inglés).

A algunos de nosotros también nos aparecen manchas rojas e inflamadas en la piel, llamadas dermatitis o eccema, como una reacción a algún alérgeno. Las cremas para la piel con cortisona de venta libre y la ropa de algodón pueden ayudar a calmar las reacciones de la piel.

Estos medicamentos de venta libre pueden mejorar la calidad de vida, ya que detienen la batalla del sistema inmunológico. Si uno de ellos no funciona, es probable que otro lo haga.

Si los síntomas persisten, es posible que su médico le sugiera un medicamento de venta libre diferente al que usted ha probado o que le recete un medicamento nuevo. El médico puede indicarle que pruebe con esteroides, descongestivos o incluso una combinación de terapias. Incluso puede ayudarle a determinar la causa de sus alergias y sugerirle algunas maneras de evitarlas.

Las vacunas contra las alergias podrían ser una opción si las alergias son graves y ningún otro método parece funcionar. Reducen lentamente los síntomas al incrementar progresivamente su tolerancia a un alérgeno. La buena noticia es que muchas personas, incluso las que tienen alergias graves, no tienen que aplicarse vacunas contra las alergias de por vida. De hecho, un programa de vacunas de rutina contra las alergias con una duración de tres a cinco años (en inglés) puede ser suficiente.

Si bien las alergias pueden provocarle malestar a cualquier edad, una de estas opciones de tratamiento puede ser todo lo que necesita para empezar a sentirse mejor.