¿Cuida mejor a sus amigos y familiares que a usted mismo? ¿Es usted su peor crítico?

A menudo, ser demasiado crítico con uno mismo o ser el último de la lista cuando se trata de cuidarnos bien puede tener un impacto negativo en la salud física y mental. Así que tal vez necesite dejar de ser tan duro consigo mismo. Trátese como si fuera un amigo.

Por supuesto, es más fácil pensarlo que empezar a hacerlo. Pero puede seguir algunos pasos sencillos para relajarse.

Uno es practicar la autocompasión: otra forma de decir que hay que ser más bueno con uno mismo. Los estudios demuestran que este ejercicio puede ayudar a las personas a vivir más felices y saludables. Esto se debe a que "castigarse a uno mismo" solo aumenta el estrés y la infelicidad. Eso puede hacer que uno se sienta aislado de los demás y ansioso.

monitores

Evite los reproches

Comience por lo más sencillo. Dígase cosas positivas, en lugar de algo negativo como: "No puedo hacer nada bien".  Aléjese por un momento de una situación estresante y respire. Deje de sentirse culpable por no poder hacer todo. Concéntrese en lo que puede hacer y no sea tan duro consigo mismo.

En lugar de ser crítico consigo mismo, es más saludable física y mentalmente ser comprensivo y compasivo.  Sobre todo si se trata de sus fallas y cualquier tropiezo en su vida.

Sea considerado con usted mismo

Sea bueno consigo mismo, cuídese y apóyese cuando esté luchando contra el dolor, sugiere la Dra. Kristin Neff, psicóloga y cofundadora del Center for Mindful Self-Compassion.

"La mayoría de las personas ofrece apoyo a sus amigos cercanos", señaló Neff, profesora adjunta de la Universidad de Texas en Austin.  "Pueden ser cálidas, cariñosas y motivadoras. Pero no es así como nos tratamos a nosotros mismos".

Si nos sentimos amenazados, tratamos de luchar contra el problema. O tratamos de evitar el problema. Si ayudamos a un amigo a superar sus problemas, no nos sentimos amenazados, lo que nos facilita las cosas. Sabemos qué hacer.

Para ser más bueno con uno mismo, primero hay que darse permiso para tratarse de esa manera. Muchas personas piensan que si son más buenas consigo mismas, pueden parecer holgazanas o desmotivadas. Sin embargo, las investigaciones demuestran que sucede lo contrario. Las personas se sienten más motivadas.

Otro paso sencillo es tener un gesto compasivo. Al igual que a los bebés se los consuela cuando se los sostiene en brazos, un gesto reconfortante también funciona para los adultos. Poner la mano sobre el corazón, sobre el vientre o sobre la mejilla produce calma. Muchas personas sienten los beneficios rápidamente, dice Neff, quien diseñó una prueba para medir la autocompasión (en inglés).

Algunas personas piensan que la autocompasión es un sentimiento de debilidad. O bien, un sentimiento egoísta. Pero solo es sumar comportamientos más saludables a su vida. Si usted es más fuerte mentalmente, está en mejores condiciones de recuperarse de problemas o contratiempos. Eso lo hace más fuerte para ayudar a su familia y a los demás.

Conozca las maneras de comenzar a tratarse mejor publicadas en Greater Good in Action (en inglés), un recurso en línea desarrollado por el Greater Good Science Center (en inglés) de la Universidad de California, Berkeley, y HopeLab (en inglés). El sitio ofrece apoyo a las personas que buscan tener una vida más feliz y positiva.

Las investigaciones demuestran que la conexión, la resistencia e incluso la felicidad son habilidades que se pueden desarrollar con el tiempo. Pero esto no siempre es algo que surge naturalmente. En general, las personas saben más sobre el cuidado del cuerpo que de la mente.

El cuidado personal incluye la elección de hábitos que contribuyen al bienestar tanto físico como mental de la persona. Para promover una buena salud mental, trate de practicar una buena higiene emocional. Eso significa:

  • Enfrentarse al dolor emocional, como la pena, la ira o el fracaso. Evitarlo puede provocar depresión y otros problemas de salud.
  • Conservar la autoestima al evitar hablar negativamente de sí mismo después de una decepción.
  • Romper un ciclo que puede llevarlo a la depresión al evitar los pensamientos negativos repetitivos.

Sentirse solo o aislado puede hacer daño. Dedique tiempo a la familia y los amigos. Únase a un club de lectura o a cualquier otro grupo. Pero reserve tiempo para usted. La soledad puede ayudarle a desestresarse del ajetreo cotidiano. Tómese un tiempo para usted todos los días, aunque sea breve.

Cuide su cuerpo y busque ayuda si tiene algún problema físico. Además, procure comer alimentos saludables y beber mucha agua. La cafeína y el alcohol pueden empeorar los problemas e incluso provocar ansiedad.

Haga lo que pueda

Piense en cómo puede cuidarse antes de que la situación empeore. Hacer estos cambios puede parecer abrumador, pero se pueden hacer cambios pequeños a medida que pasa el tiempo. Es algo que puede aprenderse.

Use esta sencilla lista como recordatorio:

  • Conéctese con otras personas
  • Haga actividad física
  • Ayude a otras personas
  • Duerma lo suficiente
  • Desarrolle sus habilidades para lidiar con los problemas
  • Concéntrese en lo positivo
  • Pida ayuda cuando la necesite

Con un poco de práctica, puede ser más tolerante consigo mismo y con su vida.