Hace alrededor de 20 años, los funcionarios de la salud declararon que una de las enfermedades más contagiosas del mundo, el sarampión, había sido erradicada de Estados Unidos para siempre. Ahora eso cambió; el sarampión está regresando. Solo este año, hubo más de 980 casos en Estados Unidos, y la cifra aumenta todos los días.

Pero, ¿cómo es que regresó? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) dicen que se debe a que cada vez menos estadounidenses se vacunan contra la enfermedad en comparación con los últimos años.

El sarampión es una de las 16 enfermedades (el contenido de este documento solo está disponible en inglés) que los funcionarios de la salud dicen que se puede prevenir con una vacuna. Todos los niños, adolescentes y adultos deberían vacunarse contra el sarampión y otras enfermedades peligrosas. Y como algunas vacunas pueden perder su eficacia con el tiempo, debe consultarle a su médico si debe vacunarse y cuándo necesita volver a colocarse la vacuna.

Las vacunas ayudan a proteger contra la enfermedad y también a prevenir muertes. Las personas saludables que se vacunan también ayudan a las personas vulnerables de la comunidad que no pueden tener acceso a ciertas vacunas.

¿Quiénes tienen que vacunarse?

Las recomendaciones sobre vacunas de los CDC se dividen en tres grupos etarios:  desde el nacimiento hasta los 6 años, de los 7 a los 18 años y a partir de los 19 años. Estas recomendaciones generales se basan en factores como el riesgo de exposición y el estado general de salud.

Es importante mantener a los niños dentro del cronograma de vacunación recomendado para proteger sus sistemas inmunológicos. Algunas enfermedades pueden ser peligrosas, hasta mortales, para los sistemas inmunológicos sin protección.

Hay otros grupos vulnerables que también deberían hablar con un médico sobre las vacunas:

  • Mujeres embarazadas o que planean quedar embarazadas
  • Personas con enfermedades crónicas que son más propensas a enfermarse
  • Personas que están haciendo un tratamiento contra el cáncer
  • Las personas mayores

​​​​​​​Hay factores como la edad, el estilo de vida, problemas de salud, el empleo y las vacunas anteriores que inciden en las vacunas que usted necesita. Hable con su médico sobre las vacunas que usted y su familia necesitan y cuándo necesitan vacunarse.

Mantenerse al día

Los CDC ofrecen una guía de vacunas según la edad. Crecer con vacunas: ¿qué deben conocer los padres? (El contenido de este documento solo está disponible en inglés) explica qué vacunas son importantes para cada grupo etario.

Asegúrese de repasar los beneficios de su cobertura médica para ver lo siguiente:

  • Qué vacunas están incluidas y si deberá pagar algún copago
  • Dónde y con qué frecuencia tienen cobertura las vacunas (momento del año, tipo de consulta, intervalo entre dosis)
  • Qué tipos de vacunas tienen cobertura si hay diferentes opciones (atomizador o inyectable contra la gripe)

ícono de jeringaConozca qué atención médica preventiva necesita su familia.

Nuestras recomendaciones de bienestar detallan las vacunas preventivas, los exámenes preventivos y otros pasos de bienestar que debería dar para mantenerse saludable.

Échele un vistazo a nuestra guía para el bienestar de los adultos en inglés o español y los niños en inglés o español.