¿Acaba de enterarse de que tiene diabetes? Si se ha estado sintiendo mal durante un tiempo, debe saber que controlar la diabetes no solo mejorará su salud y le ayudará a evitar complicaciones en el futuro, sino que también puede ayudarle a sentirse mejor ahora.

Cuando su nivel de azúcar (glucosa) en sangre es casi normal, notará lo siguiente: 

  • Está menos cansado
  • Tiene menos sed
  • Necesita ir al baño con menos frecuencia
  • Tiene menos dificultad para concentrarse

Es fundamental contar con un plan de control si tiene diabetes. El primer paso de un plan de control de la diabetes es medir su nivel de azúcar en sangre todos los días.

Cómo medir el nivel de azúcar en sangre

Una forma habitual de medir el nivel de azúcar en sangre es usar un medidor de glucosa en sangre, un pequeño dispositivo que lee el nivel de azúcar en sangre con una o dos gotas de sangre.

Cómo medir los niveles con un medidor:

  1. Lávese las manos.
  2. Inserte una tira reactiva en el medidor.
  3. Use el dispositivo de punción en el dedo para extraer una gota de sangre.
  4. Sostenga el borde de la tira reactiva sobre la gota de sangre.
  5. Su nivel de glucosa en sangre aparecerá en la pantalla del medidor en cuestión de minutos.

Todos los medidores tienen pequeñas diferencias. El suyo debe venir con una guía del usuario que muestre cómo usarlo.

También es bueno que sepa lo siguiente:

  • Con algunos medidores, también puede usar el brazo, el muslo o la parte más carnosa de la mano.
  • Existen dispositivos de punción con resorte que reducen el dolor al pincharse.
  • Si usa el dedo, pinche al lado de la uña para evitar que se le forme una llaga en la yema.

Es posible que su médico o la farmacia le suministren un medidor gratuito. Averigüe si su cobertura médica le proporcionará un medidor de glucosa. Puede llamar al número de teléfono de Servicio al Cliente que figura en su tarjeta de asegurado para averiguarlo.

Consejo: lleve un registro
Cuando termine un chequeo de azúcar en sangre, anote los resultados. Revíselos para ver cómo la comida, la actividad y el estrés afectan los niveles de azúcar en sangre.

Lleve el registro a la próxima consulta médica. Los resultados pueden mostrar que es momento de cambiar su plan de tratamiento de la diabetes, los medicamentos, la dieta u otros factores que afectan sus niveles de azúcar en sangre. Además, pregúntele a su médico o enfermera si debe llamarlos de inmediato si sus resultados están por debajo o por encima de un nivel determinado.

Cómo controlar la diabetes

Si tiene diabetes tipo 1, su cuerpo no produce la insulina que necesita para controlar sus niveles de azúcar en sangre. Tendrá que administrarse insulina.

Si tiene diabetes tipo 2, es posible que necesite administrarse insulina, o no. Algunas veces se puede controlar con una buena dieta, actividad física y otros medicamentos.

Es muy importante que las personas que se administran insulina mantengan los niveles de azúcar en sangre en un nivel normal. También es importante recordar que la insulina solo es eficaz si se inyecta de la manera correcta. Esto incluye la administración de la dosis correcta en el momento correcto y de la manera correcta.

Hacerlo de manera incorrecta puede empeorar el nivel de azúcar en sangre. También puede provocar otros problemas de salud graves como los siguientes:

  • Ataque cardíaco o derrame cerebral
  • Problemas de la vista que pueden derivar en alguna dificultad para ver, o en ceguera
  • Dolor, hormigueo o entumecimiento de las manos y los pies, lo que también se conoce como lesiones nerviosas
  • Problemas renales que pueden afectar el funcionamiento de los riñones
  • Problemas en dientes y encías

Al momento de inyectarse, no olvide seguir estos pasos importantes:

  • Lávese las manos.
  • Lave la zona donde se aplicará la inyección y séquela bien.
  • No se inyecte en el mismo lugar que se inyectó las últimas veces.
  • No reutilice las agujas y deseche las usadas de manera adecuada.

Hay otras maneras de administrarse insulina además de las inyecciones diarias, como una bomba de insulina que le suministra pequeñas dosis de insulina durante el día. El médico le ayudará a encontrar la mejor opción para usted.

No todas las personas reciben el mismo tratamiento. Asegúrese de consultar al médico qué opciones tiene usted y cuál es la mejor manera de administrarse insulina.

También es conveniente revisar con su médico los pasos para medir los niveles de azúcar en sangre y administrarse insulina, al menos una vez al año y cuando cambie su tratamiento.

Consejo: ¿tiene cobertura?
El médico sabrá si hay un método o dispositivo para administrar insulina incluido en la cobertura de su seguro médico. Si usted no está seguro, consulte el certificado de beneficios y servicios médicos o llame a Servicio al Cliente al número que figura en su tarjeta de asegurado.

Considere la posibilidad de usar un brazalete de alerta médica.

En una emergencia, es posible que no pueda decir que tiene diabetes. Un brazalete o collar de alerta médica puede alertar a otros que usted necesita ayuda inmediata. También ayudará a los socorristas o a los médicos a saber qué tratamiento administrarle. Esto es de vital importancia para quienes usan insulina. Un brazalete de alerta médica indica lo siguiente:

  • Problemas médicos importantes
  • Alergias
  • Información de contacto para emergencias
Muchas farmacias venden estos brazaletes de alerta médica. También puede encontrarlos en línea. MedicAlert, una organización sin fines de lucro, ofrece productos y servicios de alerta médica en su sitio web, medicalert.org.