El cáncer colorrectal puede comenzar de manera inadvertida. Cuando aparecen los síntomas, es posible que ya haya crecido y se haya extendido, por lo que es más difícil de tratar.

Si bien el cáncer colorrectal fue en algún momento uno de los más diagnosticados entre las personas mayores de 50 años, ahora los más jóvenes también deben estar alertas.

La American Cancer Society (el contenido de este documento está disponible solo en inglés) informa que la cantidad de adultos jóvenes a los que se les diagnostica cáncer de colon en la adultez temprana está en aumento. Por otro lado, las tasas de diagnóstico en personas mayores de 50 presentan una ligera disminución.

Según la Dra. Damaris Gautier, directora médico de Blue Cross and Blue Shield, los médicos aún no ven una razón clara del aumento en las tasas de cáncer de colon entre los más jóvenes. "Si tuviéramos que adivinar, el aumento podría atribuirse a factores genéticos, pero también hay factores ambientales, como estar expuestos a sustancias nocivas o desencadenantes que hacen que el cuerpo cambie", dijo la Dra. Gautier.

"También sabemos que la obesidad, así como las dietas con bajo contenido de fibra y consumo de agua, pueden contribuir a una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de colon", comentó. 

Cuando el cáncer se detecta temprano, a menudo hay opciones de tratamiento. El grupo de trabajo de Servicios de prevención de los Estados Unidos dice que la mayoría de los adultos en riesgo promedio para la enfermedad deberían comenzar a hacerse exámenes a los 50 años. Pero es importante tomar medidas más temprano si usted está en alto riesgo de tener cáncer de colon. Es posible que deba comenzar a hacerse pruebas a una edad más temprana.  

¿Quién corre mayor riesgo?

Consulte a su médico si presenta estos factores de alto riesgo:

  • Antecedentes personales de cáncer colorrectal o pólipos precancerosos
  • Antecedentes familiares de la enfermedad
  • Enfermedad inflamatoria intestinal crónica, incluida la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, una afección que hace que el colon esté inflamado constantemente 
  • Ciertas condiciones hereditarias, incluida la poliposis adenomatosa familiar y el síndrome de Lynch
  • Algunos afroamericanos deberían comenzar a examinarse a los 45 años

¿Cuáles son las opciones de exámenes?

Aunque los exámenes pueden ayudar a detectar este tipo de cáncer a tiempo, muchas personas todavía evitan este recurso que puede salvarles la vida. 

La colonoscopía es el recurso de diagnóstico más común. Un médico usa un colonoscopio, un tubo flexible e iluminado que tiene una cámara integrada, para ver todo el recto y el colon y así detectar signos de cáncer. El médico incluso puede eliminar crecimientos precancerosos, llamados pólipos, durante el procedimiento.

Lamentablemente, algunas personas evitan la colonoscopía porque las pone nerviosas. De hecho, pueden evitar los exámenes de detección del cáncer colorrectal por completo. 

La Dra. Gautier dice que no hay motivo para temerle al procedimiento. "La peor parte es la preparación antes de hacerse la prueba", afirmó.

La prueba en sí es tan indolora que algunos pacientes ni siquiera se dan cuenta cuando ha terminado. "Muchos pacientes ... se despiertan y preguntan: "¿Cuándo me va a hacer la prueba?" La parte más difícil de una colonoscopía no es la prueba, no hay nada de qué preocuparse ni a qué tenerle miedo".

Hay otras opciones de exámenes disponibles, según la recomendación de su médico. Sin embargo, la colonoscopía es más completa ya que ofrece la oportunidad de eliminar inmediatamente un pólipo si es necesario.

Otras opciones de exámenes son estas:

  • Una prueba de sangre oculta en heces: el laboratorio analiza una muestra de heces para detectar sangre, un posible signo de cáncer.
  • Sigmoidoscopia: este procedimiento es similar a una colonoscopía, pero solo mira el recto y la parte inferior del colon.
  • Enema de bario: una serie de radiografías que resaltan cualquier problema en el colon y el recto.
  • Colonoscopía virtual: una tomografía computarizada que proporciona imágenes detalladas del colon.

¿Cuáles son los síntomas?

El cáncer de colon en etapa temprana puede no tener ningún síntoma, por eso los exámenes son tan importantes. Las señales de advertencia incluyen estas:

  • Anemia, que causa síntomas como debilidad, fatiga excesiva y a veces dificultad para respirar.
  • Sangrado rectal.
  • Sangre en las heces o en el inodoro después de una evacuación.
  • Heces oscuras o negras.
  • Un cambio en los hábitos intestinales o en la forma de las heces que no se debe a un cambio en la dieta.
  • Necesidad de evacuar cuando el intestino está vacío.

¿Puede usted prevenir el cáncer colorrectal?

Estos consejos para un estilo de vida saludable pueden ayudarle a protegerse del cáncer de colon:

  • Ingiera una dieta rica en frutas, verduras y fibra.
  • Evite comer carnes rojas cocinadas a la parrilla y carnes procesadas.
  • Evite fumar, consumir mucho alcohol y llevar un estilo de vida sedentario.
  • Haga ejercicio.
  • Mantenga su peso bajo control.
objects_barbell

Tome buenas decisiones.

El cáncer colorrectal atraviesa todos los límites etarios. Si nota algo que podría ser un síntoma, incluido alguno de los mencionados arriba, actúe con inteligencia y hable con su profesional médico. Al igual que la mayoría de las enfermedades, un diagnóstico temprano le da la mejor oportunidad de tener una recuperación exitosa.