En esta época del año, probablemente comience a pensar en qué vacunas necesitan sus hijos para volver a la escuela. También debería pensar en la vacuna inyectable, ya que la temporada de gripe está a punto de comenzar.

Hay algunas cuestiones básicas a tener en cuenta al planificar su vacunación y la de su familia.

¿Quiénes necesitan vacunarse y en qué momento?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) recomiendan vacunas para tres grupos etarios: desde el nacimiento hasta los 6 años, de los 7 a los 18 años, y a partir de los 19 años. Estas recomendaciones generales se basan en factores como el riesgo de exposición y el estado general de salud.

Riesgo de exposición

  • En ciertos entornos como guarderías y escuelas, algunas enfermedades se diseminan de manera descontrolada. Otras enfermedades son un problema para las personas mayores, por ejemplo, la meningitis para los niños en la escuela o la pulmonía por neumococo o la culebrilla en adultos mayores.
  • En el caso de los niños más pequeños cuyos sistemas inmunológicos están menos desarrollados y sus vías respiratorias son más pequeñas, algunas enfermedades pueden resultar más peligrosas. Estos niños pueden tener fiebre o deshidratarse (perder líquido) más rápido que un adulto.
  • Hay algunas vacunas cuyo efecto disminuye pasada cierta cantidad de años, y deben repetirse, por ejemplo las vacunas contra el tétanos, la tos convulsa y la varicela.
  • Algunas vacunas requieren varias dosis con períodos muy específicos entre cada colocación (por ejemplo, la vacuna contra la varicela o contra el VPH).

Estado de salud

  • Posiblemente las personas con una respuesta inmunológica debilitada producto de ciertas enfermedades deban vacunarse según otros parámetros, y puede haber casos en los que no deben vacunarse.
  • Algunas personas pueden ser alérgicas a ciertos componentes de las vacunas, como la mezcla para saborizar las vacunas pediátricas, que incluyen un líquido a base de huevo.

Hay algunas enfermedades que fueron casi erradicadas en todo el mundo. Vacunarse ayuda a evitar que vuelvan. Así que aun si es una persona sana y no tiene un riesgo de exposición alto, igual debe colocarse las vacunas recomendadas.

Planifique su prevención en función de su cobertura

Cuando piense en sus vacunas, recuerde confirmar:

  • Qué vacunas están incluidas y si deberá pagar algún copago.
  • Dónde están incluidas las vacunas y con qué frecuencia (momento del año, tipo de consulta, con qué período entre dosis).
  • Qué formatos de vacuna están incluidos para usted y su familia, por ejemplo la vacuna contra la gripe en atomizador o inyectable.

Para obtener más información acerca de su cobertura, inicie sesión en el portal protegido para asegurados Blue Access for MembersSM o llame al número que figura al dorso de su tarjeta de asegurado.